Interruptores para activar la reparación del cerebro

Un equipo de investigadores andaluces ha iniciado los trabajos preclínicos para diseñar medicamentos que permitan la aparición de nuevas neuronas en zonas con daño cerebral adquirido. En concreto, los científicos prueban el uso de sustancias aisladas de plantas y su efecto sobre ciertas proteínas que actúan a modo de mecanismos que se activan o desactivan para crear (o no) un entorno propicio a la regeneración neuronal.

Autoría: Juan García Orta/Fundación Descubre


Cádiz, Sevilla |
27 de mayo de 2019

Los ictus cerebrales o los traumatismos craneales graves tienen en común una pérdida irreversible de neuronas. Algo que puede afectar a cuestiones como la memoria, el movimiento o la personalidad. Reparar un cerebro dañado implica sustituir las neuronas muertas por otras nuevas, pero no mediante división celular como ocurre en otros órganos como el hígado. Se necesitan células madre neurales.

El tratamiento podría contribuir a revertir las secuelas del ictus.

Pese a lo que se creía hace solo algunas décadas, el cerebro adulto se regenera. “Con un entorno adecuado se pueden crear neuronas, pero este solo existe en determinadas regiones llamadas neurogénicas”, señala, en declaraciones a la Fundación Descubre, la investigadora Carmen Castro, del Área de Fisiología de la Universidad de Cádiz (UCA). Estas son dos: la zona subventricular y el giro dentado del hipocampo.

La inflamación que se produce en el cerebro ante, por ejemplo, un fuerte golpe impide que este mecanismo de reparación se ponga en marcha. Ante este reto, un grupo de investigadores de las universidades de Cádiz y Sevilla han identificado proteínas diana que abren la puerta al desarrollo de fármacos dirigidos a regenerar estas zonas lesionadas del cerebro.

Estos expertos trabajan en un ensayo preclínico, en el que prueban sustancias aisladas de algunas plantas para favorecer el nacimiento de nuevas neuronas. El centro de atención es la familia de las quinasas, unas enzimas que actúan en el organismo como interruptores que ‘encienden’ o ‘apagan’ la actividad de otras moléculas. Cerca de 500 genes sintetizan las distintas formas de las quinasas, las cuales están implicadas en procesos como el crecimiento o la regulación de la insulina.

Miembros del equipo de las universidades de Cádiz y Sevilla.

El estudio se desarrolla con la proteína quinasa C y su relación con el sistema de regeneración neural del propio organismo. Mediante la acción de algunas de sus enzimas, son capaces de crear un contexto favorable para la reparación del cerebro. Para ello, prueban ciertos extractos químicos (diterpenos) de plantas del género Euphorbia para atender pequeñas lesiones en ratones.

Su papel es estimular la actividad de las quinasas de tipo C de modo que favorezca la creación de neuronas nuevas, sin que ello tenga efectos secundarios como la aparición de tumores. Posteriormente, estos investigadores miden su capacidad de comunicación mediante estímulos eléctricos para valorar el éxito y la evolución del área afectada.

Más información en Ciencia Directa: Ensayan un fármaco que activa la recuperación neuronal tras una lesión cerebral.


Últimas publicaciones

Andalucía | 07 Ago 2020
‘Ciencia al Fresquito’ refuerza su agenda de divulgación virtual con nuevos talleres en abierto

La Fundación Descubre organiza tres sesiones prácticas en los próximos días, que podrán seguirse en directo a través de las redes sociales. Astronomía, botánica y microbiología serán las temáticas que se suman a la oferta online del programa, que cuenta ya con exposiciones virtuales, juegos y documentales. Los municipios pueden seguir solicitando actividades, presenciales o vía streaming, como las previstas en Algeciras (Cádiz), Bédmar (Jaén), Albuñán, Capileira, Cortes y Graena (Granada) y Tomares (Sevilla) durante la próxima semana.

Andalucía, Cádiz, Sevilla | 07 Ago 2020
El Puerto de Sevilla crea dos humedales para aves con la tierra dragada del río

Dos humedales con una superficie media de 8 hectáreas cada uno han aparecido en la orilla izquierda del Guadalquivir. La singularidad, en una zona donde estos ecosistemas no son escasos, deriva de que han sido construidos en zonas muy alteradas, y como un traje a medida para la numerosa avifauna de un río y sus orillas, incluidos dentro de la Red Natura.

Andalucía | 06 Ago 2020
Sanitarios andaluces participan en más de una treintena de estudios clínicos en Covid-19

Estas investigaciones buscan tratamientos a la enfermedad probando fármacos y alternativas terapéuticas tales como el plasma hiperinmune obtenido de pacientes que la han superado o el uso de células madre de tejido adiposo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar