Inteligencia artificial para mejorar las imágenes del cerebro obtenidas por resonancia magnética

El método diseñado por investigadores de la Universidad de Málaga permite detectar patologías con mayor precisión y nitidez, sin necesidad de pruebas complementarias. Se trata de un nuevo modelo que ha permitido que las imágenes pasen de baja resolución a alta, sin distorsionar las estructuras cerebrales de los pacientes, utilizando una red neuronal artificial profunda –modelo inspirado en el funcionamiento del cerebro humano- que ‘aprende’ este proceso.


Málaga |
16 de enero de 2020

Investigadores del Grupo ICAI -Inteligencia Computacional y Análisis de Imágenes- de la Universidad de Málaga han diseñado un método inédito capaz de mejorar las imágenes del cerebro obtenidas por resonancia magnética usando la inteligencia artificial.

Este método permite detectar patologías con mayor precisión y nitidez, sin necesidad de pruebas complementarias.

Se trata de un nuevo modelo que ha permitido que las imágenes pasen de baja resolución a alta, sin distorsionar las estructuras cerebrales de los pacientes, utilizando una red neuronal artificial profunda –modelo inspirado en el funcionamiento del cerebro humano- que ‘aprende’ este proceso.

“El aprendizaje profundo está basado en redes neuronales muy extensas, con lo que su capacidad para aprender lo es también, alcanzando la complejidad y abstracción de un cerebro”, explica el investigador Karl Thurnhofer, autor principal de este estudio, que señala que gracias a esta técnica se pueden realizar tareas de identificación por sí mismas, sin supervisión, de las que ni el ojo humano sería capaz.

Karl Thurnhofer, autor principal de este estudio.

Este avance investigador ha sido publicado por la revista científica ‘Neurocomputing’, que recoge como el algoritmo desarrollado en la UMA obtiene resultados de mayor precisión en menos tiempo, con claros beneficios para los pacientes. “Hasta ahora la adquisición de imágenes cerebrales de calidad dependían del tiempo que el paciente estuviera inmovilizado en el escáner, con nuestro método el procesamiento de la imagen se hace posteriormente en el ordenador”, aclara Thurnhofer.

Según los expertos, los resultados permitirán a los especialistas identificar de forma más nítida y precisa patologías relacionadas con el cerebro como lesiones físicas, cánceres o trastornos del lenguaje, entre otras, ya que los detalles de las imágenes son más finos, evitando así tener que recurrir a pruebas complementarias ante diagnósticos dudosos.

 

El Grupo ICAI de la UMA, que dirige el catedrático Ezequiel López, también autor de este trabajo, es hoy referente en neurocomputación, aprendizaje computacional e inteligencia artificial. Los profesores del Departamento de Lenguajes y Ciencias de la Computación Enrique Domínguez y Rafael Luque, así como la investigadora Núria Roé-Vellvé, también han participado en el estudio.


Últimas publicaciones

Córdoba | 26 Feb 2020
Saliva para detectar qué tóxicos llegan al organismo

Un equipo de investigación de la Universidad de Córdoba ha logrado un sistema para medir el nivel de exposición a ciertos productos nocivos para la salud de una manera más fácil y económica. La técnica permitirá conocer de forma rápida la cantidad que llega al organismo a través de la dieta.

Granada | 26 Feb 2020
Así eran las semillas de los cuerpos sólidos del sistema solar

El Instituto de Astrofísica de Andalucía encabeza una investigación que muestra, por primera vez de forma experimental, los rasgos de las partículas del núcleo de un cometa. Los cometas se consideran cuerpos prístinos, apenas modificados desde su formación en el origen del Sistema Solar, y ocultan la clave de cómo eran las partículas que comenzaron a agregarse para formar cuerpos mayores.

Córdoba | 26 Feb 2020
No sólo de fotosíntesis viven las cianobacterias marinas

La Universidad de Córdoba ha estudiado el mecanismo de transporte de glucosa de las cianobacterias marinas, demostrando que cuando encuentran compuestos de este tipo que son interesantes para su alimentación, como glucosa, aminoácidos o compuestos que contienen hierro, azufre o fósforo, estos organismos los toman y consiguen ser más competitivos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar