Una lengua universal para recopilar los datos de los invernaderos

Un equipo de investigación de la Universidad de Almería ha diseñado una plataforma automatizada que centraliza toda la información relativa a la horticultura de interior. Se trata de un sistema más versátil y cómodo que las aplicaciones habituales. Con esta propuesta, los agricultores pueden diseñar planes de riego más específicos y controlar la producción de sus cultivos desde una sola fuente.

Autoría: Alba Madero / Fundación Descubre


Almería |
30 de noviembre de 2022

En el siglo XVII (a.C.) la ciudad de Babilonia ya era el centro neurálgico de un gran imperio. Aunque es famosa por numerosas historias, reales y ficticias, que han llegado a la actualidad por los escritos de historiadores griegos como Heródoto y Diodoro Sículo, hay dos que llevan siglos alimentando la imaginación de poetas y artistas. Una es la de los Jardines Colgantes y otra, la de la Torre de Babel.

Peter Brueghel ‘El Viejo’, por ejemplo, ilustró ‘La Torre de Babel’ (1563), cuya leyenda cuenta que la construcción comenzó con la humanidad compartiendo una lengua universal y se interrumpió cuando sus artífices comenzaron a hablar otras, dado que, al no poder comunicarse, reinó la confusión entre ellos.

Mediante este mito, esa torre se ha convertido en un símbolo de la difusión de las lenguas del mundo, pero también de la cohesión de la humanidad para lograr un objetivo común.

Para facilitar la comunicación en el caso de dispositivos tecnológicos, trabaja un equipo de investigación de la Universidad de Almería, que ha desarrollado un sistema que centraliza los datos en los invernaderos y predice el clima futuro exterior e interior con un margen de tres días. De este modo, los agricultores pueden, por un lado, consultar toda la información relativa al entorno de sus cultivos desde una sola web y, por otro, realizar estimaciones de riego o cosecha, entre otras cuestiones.

invernadero

Invernadero.

Unificar la información

Normalmente, los invernaderos cuentan con distintos tipos de sensores que recogen información, como por ejemplo:

La humedad.
La temperatura del ambiente interior y exterior.
La cantidad de riego.
Calefacción
Iluminación.

Esta información suele proceder de diversos proveedores y, por tanto, los datos que recogen están en distintos formatos de visualización y requieren de sus correspondientes programas informáticos, webs o apps para poder interpretarlos. “Es como si cada uno de ellos hablara una lengua diferente y hubiera que recurrir a diversos traductores para poder comprenderlas todas”, explica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Almería Manuel Muñoz.

Manuel Muñoz, investigador de la Universidad de Almería y autor del estudio.

Por ejemplo, si tres sensores pertenecientes a tres proveedores diferentes recogieran datos sobre la humedad del suelo, la climatización del invernadero y los sistemas de riego, el agricultor tendría que instalar o consultar tres aplicaciones web diferentes para saber qué está ocurriendo en su invernadero. “Además, si quisiera poseer un documento con esos datos, probablemente cada uno de ellos tendría un formato distinto. Esto dificultaría su lectura y no podría emplearlos, por ejemplo, para realizar predicciones, evaluaciones y comparaciones en otros programas”, comenta Manuel Muñoz.

Recopila y transforma datos

Tal y como explican los investigadores en su artículo publicado en Internet of Thnigs Journal (IEEE), este sistema ‘inteligente’ está localizado en una plataforma en la nube -es decir, un almacén virtual de acceso libre-. Desde allí, recopila los datos que recogen los sensores en el invernadero de forma automática y los ‘traduce’ a un solo lenguaje universal. Por último, los transforma en información visual que puede compararse con otras fuentes externas, como los datos climáticos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), para realizar estimaciones.

Manuel Muñoz tomando datos de campo en un invernadero.

Actualmente la web de iVeg se encuentra alojada en el servidor del Centro de Procesamiento de Datos (CPD) de la Universidad de Almería. Los científicos afirman que está lista para emplearse en otros invernaderos de forma industrial y para realizar estudios y simulaciones.

Así, el sistema desarrollado por los investigadores se dirige hacia un destino mucho más prometedor que el de la mítica Torre de Babel, dado que su gran ventaja es la capacidad de unificar lenguajes informáticos. De este modo, en el futuro cualquier agricultor podría tener en su teléfono o tablet acceso a toda la información relevante sobre su invernadero en una sola aplicación, a tan solo un clic de distancia.

Más información en #CienciaDirecta: Desarrollan un sistema que centraliza los datos en los invernaderos y predice el clima para ayudar a los agricultores


Últimas publicaciones

Granada | 02 Feb 2023
Cinco beneficios del suero de leche para ayudar a paliar la desnutrición

Un equipo de investigación de la Estación Experimental del Zaidín ha analizado las propiedades nutricionales de este subproducto de la industria quesera que normalmente se desecha. Los resultados confirman que se trata de una propuesta rica en compuestos beneficiosos para el organismo que además reducen la oxidación celular, por lo que podrían prevenir enfermedades degenerativas como la hipertensión arterial, artritis o distrofia muscular.

Huelva | 02 Feb 2023
Doñana cerró 2022 con récord de temperatura máxima, mínimas de precipitaciones y escasez de aves acuáticas invernantes

La laguna de Santa Olalla se secó a finales de agosto del año pasado y está considerada una laguna de carácter permanente que no había sufrido una desecación tan intensa ni con ocasión de los periodos de sequía anteriores. Las cifras de aves acuáticas invernantes constituyeron el segundo valor más bajo de la serie histórica. Además, la temporada de reproducción de estas aves acuáticas de Doñana fue también mala debido a la sequía.

Cádiz | 02 Feb 2023
Arranca el primer proyecto arqueológico ivorense-español en Costa de Marfil

El equipo científico, conformado por las universidades de San Pedro y Félix Houphouët-Boigny de la Costa de Marfil; y de la Universidad de Cádiz, por la parte española, estudia las sociedades antiguas que habitaron en el entorno costero de esta zona meridional de Costa de Marfil, donde aprovechaban los ingentes recursos de la laguna Ebrié y desarrollaban actividades pesqueras y agrícolas. El entorno presenta numerosos concheros de gran entidad, muy conocidos en la literatura científica internacional, con importantes debates sobre su formación y su posible funcionalidad.

buy metformin metformin online