Por la forma y su peso se cuenta al pez

Como un ‘Gran Hermano’ acuático. Así funciona el sistema no invasivo ideado por un equipo de la Universidad de Huelva. Combina un instrumento que capta imágenes bajo agua y un software para precisar el número de doradas en las balsas de las piscifactorías, así como su tamaño. La novedad de esta metodología es que el conteo de los ejemplares se produce sin interferir en su entorno y, por tanto, no genera estrés ni aumenta la mortalidad entre estos animales.

Autoría: Amalia Rodríguez / Fundación Descubre


Huelva |
16 de mayo de 2022

“Pezqueniñes, no, gracias… debes dejarlos crecer”. ¿Quién no ha oído alguna vez este famoso slogan y recuerda su imagen, la de un pequeño pez azul con cresta y cola rosa ‘enganchado’ a un gran chupete amarillo? Este anuncio, que roza ya los 40, sigue de actualidad para rechazar el consumo y la captura de peces por debajo de la talla legal. En muchos casos, sobre todo en la cría de acuicultura, ¿cómo se puede saber qué tamaño tienen los peces que contienen las piscinas sin interferir en su ambiente?

La respuesta la tiene un equipo multidisciplinar de la Universidad de Huelva, que ha desarrollado un sistema no invasivo para contabilizar con mayor precisión el número de peces que hay en el interior de una balsa. Pero la cosa va más allá y permite determinar el tamaño y el peso de los ejemplares sin manipularlos ni romper la armonía de su entorno. De esta forma, evitan el aumento del índice de mortalidad de estos animales y la aparición de estrés.

Para obtener estos resultados, como detallan en el estudio publicado en la revista Aquacultural Engineering, los expertos han utilizado un dispositivo habitual de la pesca deportiva y comercial: un sonar multihaz estático que, al identificar la presencia de un pez, capta imágenes similares a las ecografías.

Con todas estas fotografías, que se transfieren a un software diseñado íntegramente por este equipo de expertos, determinan el número, tamaño, peso y longitud de los peces según su comportamiento de agregación, es decir, a partir de su movimiento, ya sea de forma individual o en grupo.

Baliza que forma parte del sistema de conteo no invasivo de peces de acuicultura diseñado por este equipo de la Universidad de Huelva.

La principal ventaja de esta metodología es la inocuidad hacia los peces, a diferencia de los métodos tradicionales para estimar la cantidad de ejemplares en las piscifactorías, que requieren de trabajos manuales. “El mayor problema de los acuicultores cuando introducen las crías de en las balsas es que al tiempo no saben cuántos hay y qué tamaño han alcanzado”, explica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Huelva Juan Carlos Gutiérrez Estrada, autor principal del estudio.

Doradas de Punta Umbría como modelos de estudio

En concreto, han trabajado con ejemplares de dorada (Sparus aurata) criadas en esteros de las Salinas del Astur, ubicados en la localidad onubense de Punta Umbría. En estos estanques la dorada crece desde un peso de 30 a 100 gramos hasta pesos comerciales, que rondan los 400 gramos aproximadamente.

De izquierda a derecha: Juan Carlos Gutiérrez-Estrada), Alejandro Garrocho-Cruz, Antonio Peregrín-Rubio, Fernando Gómez-Bravo, Samuel López-Domínguez, Jairo Castro-Gutiérrez e Inmaculada Pulido-Calvo.

Para conocer su peso y su tamaño real sin sacarlos de su hábitat y evitando también que los acuicultores se metan en el agua, el sonar estático va detectando la presencia de los peces y captando imágenes a su paso, que pueden llegar hasta las 2.000 en un sólo día. Además, el sistema integra un modelo que simula el comportamiento de la agregación de estos animales, es decir, cómo se desplazan. “No es lo mismo que estén de forma aleatoria a que se encuentren en grupo. El programa simula la forma en la que se mueven, que en el caso de las doradas se hace en grupos, lo que se denomina cardúmenes, es decir, en conjuntos según su tamaño ”, matiza el investigador de la Universidad de Huelva.

Tras este trabajo, toca seguir ‘remando’ y ‘nadando’ hacia nuevos objetivos. En concreto, este equipo trabaja en la incorporación de mejoras en el software desarrollado íntegramente por estos expertos y automatizar en tiempo real el análisis y la conversión de las imágenes captadas por el sonar.

Software donde se vuelca toda la información recogida por el sensor multihaz procedente de los esteros en los que se crían doradas.

Así, el ‘ojo’ que detecta el número y el peso de estos peces podrá ofrecer información al detalle a golpe de clic y procurar que, en este caso a las doradas, estén tranquilas, sin alteraciones, tal y como dice el refrán, como pez en el agua.

Más información en #CienciaDirecta: Desarrollan un sistema no invasivo que contabiliza de forma automática la cantidad y el tamaño de peces de acuicultura


Últimas publicaciones

Cádiz | 20 Feb 2024
Vinos a la carta: “Por favor, un Tempranillo con mucho sol o un Blanc con poca lluvia”

Un equipo de investigación del IFAPA Rancho de la Merced de Jerez de la Frontera y  la Universidad de Cádiz ha confirmado que la genética y la climatología influyen en la producción de ciertos compuestos en el vino. Los resultados del estudio contribuyen a la creación de caldos más cercanos a los gustos del mercado, al mismo tiempo que garantiza el control de otras sustancias que pueden ser tóxicas.

Córdoba | 16 Feb 2024
Regina Lafuente: «La gestión del agua es un asunto mucho más complejo que cerrar el grifo en casa»

La falta de agua y cómo gestionar la escasez de este bien está en el debate público. Desalación o trasvase por barco son algunas de las soluciones planteadas actualmente. Hablamos con Regina Lafuente Fernández, especialista en investigación social sobre problemas ambientales en el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA-CSIC) en Córdóba.

Andalucía | 14 Feb 2024
El amor tiene su ciencia… y el enamoramiento también

El 14 de febrero está marcado en el calendario como el día en el que los enamorados celebran su amor por todo lo alto, una fecha especial para demostrar lo que sentimos por nuestra pareja que se traduce de formas muy variopintas según las costumbres de cada país: regalando flores, bombones, escribiendo poemas o tarjetas, e incluso colocando hojas de laurel bajo la almohada. Un sentimiento que la ciencia sigue investigando de cerca para conocer más y mejor su origen, causas y consecuencias.

404 Not Found

404 Not Found


nginx/1.18.0