Las hormigas palian las dos principales plagas del olivo

Un equipo de investigación andaluz ha comprobado el efecto de estos insectos sociales en la mosca y la polilla, causantes de la pérdida de fruto, en el primer estudio con experimentos de campo a escala regional. Los expertos han diseñado un ‘Indice de Potencial de Depredación’ que mide la capacidad para acabar con estas plagas y apunta que que las comunidades que encontramos en olivares con cubierta vegetal y paisajes con cierta complejidad son más efectivas contra las plagas.

Autoría: Jorge Molina / Fundación Descubre


Jaén |
24 de marzo de 2021

El proyecto Life europeo ‘Olivares Vivos’ desvela en sus conclusiones los datos de biodiversidad de este cultivo: 165 especies de aves, 686 tipos de plantas y 58 clases de hormigas, una quinta parte de las que habitan en España. Sin duda, todos estos insectos contaban con alimento para ocupar el ecosistema, y en él se incluyen dos plagas muy temidas por los agricultores.

Olivar con cubierta vegetal enclavado en un paisaje complejo.

Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén ha comprobado que las hormigas son efectivas en el control de las dos principales plagas que sufre el olivar de Andalucía –la polilla y la mosca del olivo- y cómo un manejo extensivo en el cultivo, no eliminando la cubierta herbácea, facilita la presencia de estas colonias de insectos. Con experimentos de campo en seis provincias andaluzas han creado el Índice de Potencial de Depredación, que establece la voracidad y la probabilidad de ataque de las distintas especies de hormigas hacia ambas plagas.

Es la primera vez que un estudio usa censos de hormigas y experimentos sobre el terreno a escala regional. “Trabajamos en Sevilla, Córdoba, Málaga, Granada, Jaén y Cádiz, analizando cómo el tipo de paisaje y el manejo agrícola afecta a estas comunidades y su capacidad de controlar dos plagas del olivo”, señala a la Fundación Descubre el investigador del grupo de Ecología y Conservación de la Vegetación Andaluza de la Universidad de Jaén, Carlos Martínez Núñez.

El autor del estudio, Carlos Martínez, haciendo muestreos de campo en un olivar sin cubierta vegetal.

Los científicos realizaron su trabajo en dos fases. En primer lugar, seleccionaron 40 olivares en toda Andalucía, 20 intensivos, en los que se remueve la cubierta herbácea; y la otra mitad extensivos, donde se conserva. Para los muestreos de abundancia, durante todo el año 2016, usaron trampas de caída. Después, con el fin de estudiar las tasas de ataque en olivares, los expertos utilizaron modelos de plastilina que imitan las larvas y orugas de las plagas.

El experimento se completó ofreciendo plagas vivas a diferentes especies de hormigas, para estudiar su grado de apetencia. Así crearon el Índice de Potencial de Depredación del insecto en cada sitio, que informa sobre la presión de depredación que ejercen las comunidades de estos insectos sobre las plagas.

Los expertos de la Universidad de Jaén pasaron a la segunda fase, averiguando que el manejo extensivo y cierta complejidad del paisaje maximiza el control de orugas de la polilla del olivo por hormigas en los olivares.

Hormiga depredando plaga del olivar.

La hormiga más efectiva resultó Tapinoma nigerrimum, que mostró una gran apetencia por ambas plagas y además es muy abundante. Los expertos sitúan en un siguiente estudio el análisis de los daños que evitan las hormigas en las aceitunas. La duración del trabajo ha sido de dos años, financiado a través del Life ‘Olivares vivos’, y el proyecto AGRABIES, del Plan Nacional de Investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación.

El estudio evidencia que el control biológico de plagas, evitando en lo posible los productos químicos, ofrece una alternativa viable para el cultivo de mayor potencia económica de Andalucía, con 1,6 millones de hectáreas, el 40% del total nacional, según datos de la consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Más información en #CienciaDirecta: Comprueban la efectividad de las hormigas contra las dos principales plagas del olivo


Últimas publicaciones

Huelva | 13 May 2021
Bioconstrucciones en el laboratorio natural del entorno del río Tinto, un ‘espejo’ de futuras exploraciones en Marte

Desde hace décadas, la cuenca minera de Huelva es una maqueta terrestre a escala real de posibles hallazgos de vida en el planeta rojo. Un ejemplo es el estudio de investigadores de la Universidad de Huelva, que han caracterizado estas bioestructuras ricas en hierro en el río Tintillo, afluente del Odiel, una de las pocas zonas del planeta donde se pueden localizar dispuestas en forma escalonada. Su aplicación en la astrobiología sirve para obtener escenarios potencialmente comunes que ayuden en la descripción y estudio de nuevos descubrimientos en otros planetas.

Sevilla | 12 May 2021
Arranca el proyecto SAFE de ciencia ciudadana para evaluar la mortalidad de fauna por atropellos en España

Este proyecto, en el que la Estación Biológica de Doñana realiza la parte científica, tiene como objetivo cuantificar el número de animales atropellados cada año, evaluar qué especies se ven más afectadas y conocer qué factores influyen en esta problemática. Las personas voluntarias elegirán un itinerario y lo recorrerán en bicicleta, a pie o en coche al menos una vez al mes durante un año, anotando todos los animales atropellados mediante aplicaciones para dispositivos móviles o bien de forma manual.

Sevilla | 12 May 2021
¿Por qué se contagian las personas ya vacunadas contra el SARS-Cov-2?

Guillermo López Lluch, catedrático del área de Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide, aborda en este artículo por qué es imprescindible que se alcance la inmunidad de grupo para disminuir la expansión del virus y los contagios. Recuerda además que la vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada, que, generalmente, no sufrirá síntomas o éstos serán leves en futuras reinfecciones. Pero eso no significa que el virus desaparezca. Incluso puede volver a contagiar.