La microalga de Huelva que reduce el colesterol de roedores

Un equipo de investigación de la Universidad de Huelva ha confirmado que animales alimentados con este microorganismo que crece en ambientes de mucha acidez, similares a los jugos estomacales, disminuyen los problemas cardiovasculares. Los resultados obtenidos lo proponen como un colaborador eficaz para el tratamiento de hipertensión, obesidad, diabetes y otras dolencias relacionadas con enfermedades del corazón. Los estudios en pacientes ya están preparados para determinar su utilidad en humanos.

Autoría: Remedios Valseca / Fundación Descubre


Huelva |
23 de marzo de 2021

Nacida del barro rojo de Riotinto, Coccomyxa onubensis, es una microalga con unas características muy especiales. Cuando un equipo de investigación de la Universidad de Huelva la descubrió, se sorprendió de que un microorganismo pudiera sobrevivir en unas condiciones tan extremas como las que presenta esta zona de Huelva. La acidez del medio donde habita es comparable a los jugos estomacales. Su sorpresa fue mayor cuando confirmaron que producía compuestos beneficiosos para el organismo, así como su capacidad antibiótica.

C. onubensises un alga rica en proteínas y fibra, además de una fuente de alto valor nutricional por su contenido en omega 3.

Es un alga rica en proteínas y fibra, además de una fuente de alto valor nutricional por su contenido en omega 3, concretamente en DHA, que contribuye al desarrollo cognitivo y refuerza el sistema inmunitario. Enseguida se pusieron manos a la obra para determinar si estos compuestos que producían podrían ser tóxicos para el consumo o el medio ambiente, ya que se postulaba como una candidata idónea para la creación de biocombustible y para la industria farmacéutica y dietética.

En trabajos anteriores, confirmaron en laboratorio que tenía capacidad para bajar el colesterol, los triglicéridos y el azúcar. Con un estudio recientemente publicado en la revista Journal of Applied Phycology, dan un paso más y determinan estos efectos reductores en animales modelo de investigación enfermos con el síndrome metabólico, una enfermedad que agrupa varios factores de riesgo de dolencia cardiaca, como diabetes, obesidad, hipertensión, hipercolesterolemia y otros problemas de salud.


Concretamente, los datos obtenidos afirman que promueve la reducción del 39% de azúcar en sangre y un 27% del colesterol. Estas cifras son similares a las obtenidas con la medicación más usada para el tratamiento de este tipo de dolencias, la estatina, por lo que se plantea como un complemento en pacientes que no logran los resultados esperados sólo con el fármaco.

Así, los resultados del trabajo abren la puerta a las pruebas reales con pacientes que tienen dificultad para bajar sus niveles de glucosa o colesterol y que no responden correctamente a los tratamientos con estatina. Esto se debe, principalmente, a la genética, ya que hay enfermos que no sintetizan bien el fármaco. “La ruta metabólica de la estatina y de la microalga es distinta. Es decir, cada uno sigue una vía de síntesis diferente en el organismo debido a las enzimas que interactúan con ellas durante su descomposición. Así, los pacientes con esta incompatibilidad podrían tener un complemento válido para reducir sus problemas de salud”, indica a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Huelva Francisco Navarro, autor del artículo.

El investigador de la Universidad de Huelva Francisco Navarro, autor del artículo.

De esta manera, los investigadores parten de la hipótesis que el tratamiento simultáneo con ambas opciones, junto a una dieta equilibrada y la realización de ejercicio moderado, sería una solución adecuada para controlar la enfermedad.

Riotinto fue el ambiente que sirvió de base para conocer la superficie de Marte antes de enviar robots al planeta rojo, precisamente por sus condiciones extremas. Ahora ofrece a Coccomyxa onubensis ya lista para los estudios clínicos que se realizarán en colaboración con el Hospital Infanta Elena de Huelva. Con ellos se podrá confirmar si esta microalga funciona como suplemento para estos pacientes que no logran erradicar su enfermedad, a pesar de seguir las recomendaciones y tratamientos médicos habituales.

Más información en #CienciaDirecta: Comprueban que una microalga onubense reduce los niveles de colesterol y azúcar en roedores


Últimas publicaciones

Huelva | 13 May 2021
Bioconstrucciones en el laboratorio natural del entorno del río Tinto, un ‘espejo’ de futuras exploraciones en Marte

Desde hace décadas, la cuenca minera de Huelva es una maqueta terrestre a escala real de posibles hallazgos de vida en el planeta rojo. Un ejemplo es el estudio de investigadores de la Universidad de Huelva, que han caracterizado estas bioestructuras ricas en hierro en el río Tintillo, afluente del Odiel, una de las pocas zonas del planeta donde se pueden localizar dispuestas en forma escalonada. Su aplicación en la astrobiología sirve para obtener escenarios potencialmente comunes que ayuden en la descripción y estudio de nuevos descubrimientos en otros planetas.

Sevilla | 12 May 2021
Arranca el proyecto SAFE de ciencia ciudadana para evaluar la mortalidad de fauna por atropellos en España

Este proyecto, en el que la Estación Biológica de Doñana realiza la parte científica, tiene como objetivo cuantificar el número de animales atropellados cada año, evaluar qué especies se ven más afectadas y conocer qué factores influyen en esta problemática. Las personas voluntarias elegirán un itinerario y lo recorrerán en bicicleta, a pie o en coche al menos una vez al mes durante un año, anotando todos los animales atropellados mediante aplicaciones para dispositivos móviles o bien de forma manual.

Sevilla | 12 May 2021
¿Por qué se contagian las personas ya vacunadas contra el SARS-Cov-2?

Guillermo López Lluch, catedrático del área de Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide, aborda en este artículo por qué es imprescindible que se alcance la inmunidad de grupo para disminuir la expansión del virus y los contagios. Recuerda además que la vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada, que, generalmente, no sufrirá síntomas o éstos serán leves en futuras reinfecciones. Pero eso no significa que el virus desaparezca. Incluso puede volver a contagiar.