Un agro-compuesto a partir de residuos de remolacha azucarera que sustituye al plástico

Este desarrollo de la Universidad de Cádiz se centra en la producción de un agro-compuesto que combina polietileno de baja densidad lineal (uno de los materiales termoplásticos más utilizados en bolsas de plástico o envoltorios, por ejemplo) con carbocal (subproducto resultante del proceso de separación de los “no azúcares” del jugo extraído en la remolacha azucarera).


Cádiz |
12 de mayo de 2020

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cádiz, coordinados por el profesor Miguel Suffo, perteneciente al departamento de Ingeniería Mecánica y Diseño Industrial, ha logrado desarrollar un agro-compuesto, formado a partir de residuos de la remolacha azucarera, que reúne las condiciones óptimas para poder usarse en agricultura ecológica y sustituir a algunos plásticos contaminantes.

Este material, publicado en la revista ‘Journal of Cleaner Production’, tiene una composición innovadora que, además de ayudar a reciclar los desechos agrícolas y reducir la huella de CO2, favorece el uso de materias primas secundarias.

Este desarrollo, que ha sido publicado en la revista Journal of Cleaner Production, se centra en la producción de un material que combina polietileno de baja densidad lineal (uno de los materiales termoplásticos más utilizados en bolsas de plástico o envoltorios, por ejemplo) con carbocal (subproducto resultante del proceso de separación de los “no azúcares” del jugo extraído en la remolacha azucarera).

La importancia del producto ideado por estos investigadores radica no solo en su composición sostenible e innovadora, sino también en el hecho de que “es un material respetuoso con el medio ambiente y la economía circular”. Según se desprende de este estudio, “este novedoso material ha demostrado su eficacia para reemplazar a algunos plásticos sintéticos o derivados del petróleo que son muy demandados y dañinos con el medio ambiente”. Además, estos científicos han comprobado que el uso de este producto contribuye a reciclar los desechos agrícolas que de otra forma se perderían, al tiempo que reduce la huella de CO2, y favorece el uso de materias primas secundarias de alta calidad.

Es interesante indicar que, en la actualidad, la reducción en el consumo de plásticos contaminantes se ha convertido en un desafío para la industria y para el mundo. Algunos de los sectores con mayor consumo de plásticos son, por ejemplo, el de envasado, la construcción o la automoción y este tipo de materiales se aplica en sus procesos de fabricación convencionales como en las más novedosas técnicas de impresión 3D. Por ello, el refuerzo en el uso de materiales ecológicos supone un reto a alcanzar no solo para la propia industria del plástico, sino también para el sector de ingeniería de los materiales.

En este sentido, “los productos derivados de la agricultura se pueden afianzar como un revulsivo para la industria global ya que conllevan un menor coste de producción, muestran un mejor funcionamiento y además aportan propiedades beneficiosas para la sostenibilidad”. De esta forma, los investigadores apuntan a la necesidad de desarrollar compuestos basados en la agricultura como una alternativa eficaz para futuras estrategias políticas o empresariales.

Este agro-compuesto, formado a partir de residuos de la remolacha azucarera, reúne las condiciones óptimas para poder usarse en agricultura ecológica y sustituir a algunos plásticos contaminantes.

El carbocal lo suministra la empresa Nueva Comercial Azucarera S.A. (Jerez) y, el material finalmente obtenido en formato de gránulos (Agrocomposite) fue inyectado en la planta de Torrent Innova S.L. (El Puerto de Sta. María), en la que se obtuvieron con éxito los primeros prototipos a partir de sus propios moldes de inyección.

Este trabajo de investigación se ha realizado en colaboración con el grupo INNANOMAT de la UCA en el marco de actuación del proyecto Desarrollo de materiales funcionales de base polimérica para aplicaciones industriales en fabricación aditiva, coordinado por el catedrático del área de Ciencia de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica de la UCA, Sergio I. Molina. Asimismo, se debe indicar que en la publicación científica también han participado, además de Miguel Suffo y Sergio Molina, la investigadora postdoctoral Juan de la Cierva, María de la Mata, adscrita al departamento de Ciencia de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica de la Universidad de Cádiz.

 


Últimas publicaciones

Sevilla | 18 Sep 2020
Alimentos frescos, ejercicio, higiene bucodental y sueño reparador: pilares para proteger el cerebro del Alzheimer

Un grupo de investigadores de la Universidad Pablo de Olavide, liderados por Mercedes Atienza, analiza los factores para alcanzar una vejez funcional y busca biomarcadores para el diagnóstico temprano del Alzheimer. Además, han observado que el estado antioxidante de la saliva se relaciona con la amiloidosis cerebral que caracteriza a esta enfermedad neurodegenerativa. 

Granada | 18 Sep 2020
En tiempos de coronavirus, mejor ir al cole a pie o en bici

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han demostrado que ir a clase andando o en bicicleta mejora la salud individual, la autoestima y la autonomía de los niños, beneficios que aumentan ante la pandemia al reforzar los sistemas inmunológicos y cardiovascular, los más afectados por el COVID-19. El grupo de trabajo PROFITH, dedicado a analizar y promocionar la actividad física como herramienta de salud en los niños, ya ha demostrado con diferentes estudios los beneficios de ir a clase a pie o en bicicleta, que se denominada desplazamiento activo.

Málaga, Sevilla | 18 Sep 2020
La historia del periodismo andaluz en la literatura científica y de divulgación

El objetivo de este estudio en el que participa un equipo de expertos de las universidades de Sevilla, Málaga y Loyola Andalucía es contribuir a actualizar y revisar de forma crítica el conocimiento sobre la historia del periodismo andaluz que se ofrece en la literatura científica y de divulgación y crear un marco común de interpretación que señale la coherencia del modelo andaluz desde sus primeros pasos históricos – en el siglo XVI – hasta el presente, incidiendo en sus singularidades y su condición a veces innovadora en relación con la estructura de la sociedad andaluza.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar