Una nueva puerta para la mejora genética de la fresa

Hay algunos genotipos de esta fruta que producen frutos solo una vez al año, mientras que otros florecen varias veces a lo largo de un periodo de tiempo más prolongado y por tanto el ciclo de producción es más extenso. Comprender cómo se regula y se hereda este carácter es fundamental para incrementar la eficiencia de los programas de mejora y es el objetivo de este estudio, publicado por la Universidad de Córdoba y el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-ARS).


Córdoba |
10 de diciembre de 2019
Su sabor agradable y sus propiedades beneficiosas para la salud la han posicionado como una de las frutas más populares. El mercado mundial de la fresa, rica en antioxidantes y vitamina C, superó en 2016 los 9 millones de toneladas y según el último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), España es el principal productor de la Unión Europea de este alimento, cuya producción mundial es liderada por China y Estados Unidos.
Imagen del fruto de la fresa.

Imagen del fruto de la fresa.

Ahora, un grupo de investigación de la Universidad de Córdoba (UCO), en colaboración con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-ARS), ha identificado un nuevo gen implicado en el tiempo de floración de esta fruta. Según explica la investigadora responsable del proyecto en la UCO, Patricia Castro, hay algunos genotipos de fresa que producen frutos solo una vez al año, mientras que otros florecen varias veces a lo largo de un periodo de tiempo más prolongado y por tanto el ciclo de producción de fresas es más extenso. Comprender cómo se regula y se hereda este carácter es fundamental para incrementar la eficiencia de los programas de mejora.
Precisamente, la investigación, publicada en la revista BMC PlantBiology, ha estudiado los mecanismos genéticos responsables de que algunas variedades de esta fruta tengan un periodo de floración más largo. Para ello, han cruzado diferentes genotipos de fresa y han analizado como segrega el carácter en sus descendencias. También han caracterizado todos los genotipos con marcadores moleculares asociados con dicho carácter.
Hasta el momento, tal y como señala la investigadora Patricia Castro, se pensaba que solo había un gen responsable de que las fresas tengan un periodo más largo de floración. Ahora, y a tenor de los resultados obtenidos, el estudio ha concluido que, además de este último, hay, como mínimo, otro gen más implicado en el proceso.

La investigadora Patricia Castro, autora de la investigación en la UCO, en el laboratorio.

Aunque aún no se ha podido aislar esta secuencia de ADN -para ello será necesario desarrollar otro estudio posterior-, la investigación ha podido determinar que dicho gen actúa como supresor, es decir, suprime la capacidad de la planta de tener un tiempo mayor de floración. “Hemos observado que algunas de las familias analizadas presentan el perfil molecular correspondiente al de genotipos de floración prolongada y, sin embargo, solo florecen una vez debido a la implicación de este gen”, señala la investigadora.
Una nueva puerta para la mejora genética
El hecho de haber demostrado que hay más de un gen implicado en este proceso de floración de la planta supone “que la forma de abordar la mejora genética será diferente”, destaca Patricia Castro. Por el momento, el hallazgo arroja más conocimiento sobre el mecanismo de fructificación de una de las reinas de las denominadas frutas del bosque, pero aún queda por delante el desarrollo de nuevos marcadores moleculares que permitan identificar el material vegetal con el carácter deseado y, así, desarrollar variedades de esta planta de forma más eficaz.
El objetivo: alargar el periodo de producción y comercialización de una fruta de gran interés comercial, que tradicionalmente ha anunciado la llegada de la primavera pero que cada vez con más frecuencia podría formar parte del menú durante el resto del año.

Últimas publicaciones

Córdoba | 26 Feb 2020
Saliva para detectar qué tóxicos llegan al organismo

Un equipo de investigación de la Universidad de Córdoba ha logrado un sistema para medir el nivel de exposición a ciertos productos nocivos para la salud de una manera más fácil y económica. La técnica permitirá conocer de forma rápida la cantidad que llega al organismo a través de la dieta.

Granada | 26 Feb 2020
Así eran las semillas de los cuerpos sólidos del sistema solar

El Instituto de Astrofísica de Andalucía encabeza una investigación que muestra, por primera vez de forma experimental, los rasgos de las partículas del núcleo de un cometa. Los cometas se consideran cuerpos prístinos, apenas modificados desde su formación en el origen del Sistema Solar, y ocultan la clave de cómo eran las partículas que comenzaron a agregarse para formar cuerpos mayores.

Córdoba | 26 Feb 2020
No sólo de fotosíntesis viven las cianobacterias marinas

La Universidad de Córdoba ha estudiado el mecanismo de transporte de glucosa de las cianobacterias marinas, demostrando que cuando encuentran compuestos de este tipo que son interesantes para su alimentación, como glucosa, aminoácidos o compuestos que contienen hierro, azufre o fósforo, estos organismos los toman y consiguen ser más competitivos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar