Un sistema para evitar la listeriosis en cadenas de procesado de alimentos

La Universidad de Córdoba coordina el proyecto ASEQURA, un estudio cuyo objetivo es identificar estrategias encaminadas a la reducción del riesgo así como la propuesta de recomendaciones que contemplen prioridades y criterios que sirvan de guía para la confección de programas de salud pública y seguridad alimentaria.


Córdoba |
13 de enero de 2021

Poco antes de que España viviera la alerta sanitaria por coronavirus, la Junta de Andalucía había activado otra alerta sanitaria. Fue entre agosto y octubre de 2019, cuando un brote de listeriosis, provocado por el consumo de carne mechada contaminada, afectó a más de 200 personas, causando la muerte de tres de ellas y el aborto de cinco mujeres. La contaminación de la carne fue provocada por la presencia de Listeria monocytogenes, un microorganismo patógeno que es capaz de adherirse a las superficies formando estructuras resistentes denominadas biofilm, pudiendo sobrevivir en condiciones ambientales adversas.

‘Listeria monocytogenes’ es un microorganismo patógeno que es capaz de adherirse a las superficies formando estructuras resistentes denominadas biofilm, pudiendo sobrevivir en condiciones ambientales adversas.

En un sistema tan complejo como la producción y procesado de alimentos, son muchos los factores que influyen sobre la formación de estos biofilm. Por tanto, para una evaluación efectiva de la seguridad alimentaria es necesario examinar dichos factores de forma exhaustiva. Éste es el objetivo de un nuevo proyecto coordinado por la Universidad de Córdoba, ASEQURA, que cuenta con la participación del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo. Dicho proyecto ha sido financiado por la convocatoria 2019 de «Proyectos de I+D+i» de los Programas Estatales de Generación de Conocimiento y Fortalecimiento Científico y Tecnológico del Sistema de I+D+i y de I+D+i Orientada a los Retos de la Sociedad de la Agencia Estatal de Investigación (AEI).

En este sentido, durante el proyecto se llevará a cabo una Evaluación Cuantitativa del Riesgo Microbiológico (ECRM) de Listeria monocytogenes en productos pesqueros y de origen animal. Para ello, integrará la información procedente de ensayos de poblaciones microbianas en biofilms, ensayos de transferencia, crecimiento y resistencia del patógeno y análisis en el campo de la biología molecular. “Con estos datos se podrá estimar con suficiente precisión el grado de exposición a Listeria monocytogenes a través del consumo de alimentos de origen cárnico y pesquero listos para el consumo, así como su impacto sobre la salud pública”, explica el investigador de la Universidad de Córdoba Antonio Valero.

En el proyecto ASEQURA, Valero trabajará junto a la investigadora Elena Carrasco, ambos pertenecientes al grupo AGR-170 “HIBRO: Calidad y Seguridad Alimentaria”, liderado por el profesor Gonzalo Zurera Cosano y con amplia experiencia en el área de microbiología predictiva, determinación de vida útil y evaluación de riesgos microbiológicos en alimentos. Por parte del Instituto de Investigaciones Marinas (IIM-CSIC),los investigadores Juan Rodríguez Herrera y Marta López Cabo integrarán el equipo de investigación.

Los investigadores de la UCO participantes en el proyecto ASEQURA, Antonio Valero
y Elena Carrasco.

Además del análisis exhaustivo de los datos y la caracterización de los factores de riesgo más importantes en la cadena producción-consumo, en el marco del proyecto ASEQURA se identificarán estrategias encaminadas a la reducción del riesgo así como la propuesta de recomendaciones que contemplen prioridades y criterios que sirvan de guía para la confección de programas de salud pública y seguridad alimentaria.

“A pesar de la elevada relevancia que posee la formación de biofilm en los ambientes de procesado especialmente en el caso de Listeria, aún no ha sido objeto de estudio en un marco global de Evaluación Cuantitativa del Riesgo Microbiológico, como tampoco se ha integrado información de tipo molecular. En estos aspectos reside la novedad e importancia del proyecto Asequra”, explica la investigadora Elena Carrasco. El proyecto, que comenzó su andadura en junio de 2020, tiene prevista su finalización en mayo de 2024.


Últimas publicaciones

Granada | 14 May 2021
‘Radiografía’ plástica del ‘karaguiosis’, una pieza única de títere de sombra tradicional griego

Investigadores de la Universidad de Granada especializados en Conservación y Restauración del patrimonio están abordando un completo estudio para la recuperación de un ejemplar de títere de sombra tradicional griego llamado karaguiosis. Se trata de una pieza única de gran valor firmada y dedicada por su creador (el reconocido artista Eugenios Spatharis) como regalo a un gran coleccionista. Esta intervención interdisciplinar, en la que colaboran los departamentos de Pintura, Química analítica y Óptica, abarca la caracterización de los materiales originales con técnicas de análisis químico y el diagnóstico por imagen.

Málaga | 14 May 2021
‘Devuelven la vida’ a la imagen de un grabado perdido del artista malagueño del siglo XVIII Fernando Ortiz

Investigadores de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Málaga han “devuelto a la vida” la imagen de un grabado del escultor malagueño del siglo XVIII Fernando Ortiz del que no se conservaba ninguna copia. Esta ardua tarea presentaba aún más dificultades, ya que el estado de conservación de la plancha impedía hacer ninguna re-impresión de la misma. La imagen, una alegoría de la Virgen de Servitas, fue descubierta en el año 2018 por el profesor Federico Castellón, que pertenece a un grupo de investigación de la UMA que trabaja sobre la estampa en Andalucía entre los siglos XVI y XVIII.

Internacional | 14 May 2021
Piden mejorar la regulación de la ventilación para combatir las enfermedades de transmisión aérea

Científicos de España, EE.UU. y otros 12 países hacen un llamamiento en la revista 'Science' para que comience una nueva era en la prevención de la transmisión aérea de infecciones respiratorias, como la covid-19, al igual que en los siglos XIX y XX se reguló eliminar los patógenos del agua y los alimentos. Los autores abogan por establecer medidas para la ventilación en interiores, como el flujo de aire, tasas de filtración y monitoreo.