Carta a los Gobiernos europeos para que no retiren la madera muerta de los bosques ni reforesten a gran escala tras sequías o incendios

En una carta publicada en la revista Science, los investigadores (entre ellos, un ecólogo de la Universidad de Granada) solicitan a las autoridades “un cambio radical” en su estrategia de manejo forestal. La retirada a gran escala de la madera muerta en los bosques ha demostrado tener efectos negativos considerables en la diversidad de insectos que dependen de la madera muerta.


Granada |
09 de octubre de 2019

Un equipo internacional de ecólogos forestales, entre los que se encuentra un investigador de la Universidad de Granada (UGR), ha pedido a los Gobiernos de los países de Europa central “un cambio radical” en la estrategia que actualmente siguen para manejarlos bosques tras eventos de mortalidad del arbolado, tales como los incendios, las tormentas o las sequías extremas.

El investigador de la UGR Alexandro B. Leverkus es uno de los autores de este trabajo publicado en ‘Science’.

En una carta publicada en la revista Science (una de las publicaciones científicas más prestigiosas del mundo), los investigadores Simon Thorn, Joerg Mueller y Alexandro Leverkus, de Julius-Maximilians-Universität (JMU) Würzburg en Baviera (Alemania) y la Universidad de Granada, defienden que la retiradade la madera muerta y la reforestación a gran escala no son la estrategia correcta.

Durante siglos, la silvicultura ha seguido una estrategia de retirada de madera muertay reforestación, que ha tenido como consecuencia una disminución constante de la diversidad biológica y la extinción de muchos hongos e insectos que dependen de la madera muerta.

Los investigadores advierten en su artículo de que una “limpieza” a gran escala en el bosque ha demostrado tener efectos negativos considerables en la diversidad de insectos que dependen de la madera muerta, y ponen como ejemplo las políticas implementadas por el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania, cuya titular, la ministra Julia Klöckner, planea en los próximos años una limpieza a gran escala (tala de árboles muertos tras la gran sequía de 2018) seguida de un programa de reforestación, con fondos que podrían rondar los 800 millones de euros.

Los ecólogos defienden en Science que los subsidios públicos “deberían estar destinados a preservar la madera muerta creada por las perturbaciones forestales, para detener la dramática disminución de los insectos”.

“Es probable que laestrategia del Gobierno federal alemán, y de otros gobiernos de Europa central contra el “Forest Dieback 2.0″ cree extensos y homogéneos rodales forestales que sigan siendo particularmente vulnerables a los impactos del cambio climático futuro”, afirmaAlexandro B. Leverkus, investigador del departamento de Ecología de la Universidad de Granada. Como“Forest Dieback 2.0” se denomina la mortalidad de bosques por todo el centro de Europa ocurrida tras la grave sequía de 2018 (“2.0” para diferenciarla de la mortalidad por lluvia ácida de los años ’80).

Imagen de la zona afectada por el incendio de Las Peñuelas en el Parque Natural de Doñana, donde se ve una buena regeneración de muchas especies autóctonas sin necesidad de intervención.

Por lo tanto, los países europeos deberían reconsiderar sus esfuerzos estratégicos y financieros para generar bosques resistentes al cambio climático.

Las perturbaciones naturales como las tormentas, los brotes de escarabajos y la sequía crean huecos en los bosques, lo que permite el crecimiento de una amplia variedad de especies de árboles nativos. Según los científicos, esta diversidad aumenta la resistencia del bosque a los fenómenos meteorológicos extremos.

Por el contrario, la reforestación rápida conduce a grupos densos de árboles de la misma edad, que son altamente susceptibles a los fenómenos meteorológicos, los incendios y las plagas. Las subvenciones para la silvicultura deberían promover una diversificación de las especies y edades de los árboles, así como la presencia de huecos en el dosel. Esta estrategia beneficiaría a especies de árboles económicamente importantes y simultáneamente preservaría a numerosas especies de insectos en peligro de extinción.


Últimas publicaciones

Sevilla | 31 May 2020
La historia ‘genética’ de la invasión del cangrejo rojo en la Península ibérica

Un estudio liderado por investigadores de la Estación Biológica de Doñana, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha descrito cómo han afectado los factores históricos, humanos y ambientales a la diversidad genética de las poblaciones invasoras de esta especie, nativa del sur de los EE.UU. y norte de México y con mayor impacto en la estructura y funcionamiento de los ecosistemas acuáticos.

Sevilla | 29 May 2020
Los bosques españoles hacen frente a las sequías extremas y siguen creciendo

Según un estudio liderado por el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC) y la Universidad Pablo de Olavide (UPO) centrado en la memoria ecológica de los ecosistemas, la mayoría de los bosques de España recuperaron las tasas de crecimiento frente al efecto acumulado de las sequías extremas en un plazo de dos años.

Málaga | 29 May 2020
Estrategias de fotoprotección saludables adaptadas al Covid-19

Desde el Laboratorio de Fotobiología Dermatológica de la Universidad de Málaga alertan del doble riesgo a la exposición solar que supone este periodo, en el que los niveles de melanina en la piel son muy bajos por el aislamiento pero, sin embargo, la intensidad de radiación ultravioleta solar en la calle corresponde a índices muy altos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar