Carbono-14 para detectar tallas de marfil falsas

Tras la entrada en vigor del Convenio Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), todas las tallas de marfil existentes, y posteriores a 1947, son ilegales. Por ello, la datación por carbono-14 que se desarrolla en el Centro Nacional de Aceleradores es esencial para verificar la autenticidad o falsedad de los certificados de antigüedad de piezas encontradas, como ha sido el caso recientemente en la operación conocida como Celacanto.


Sevilla |
17 de julio de 2019

En la actualidad, el comercio de obras de arte de marfil constituye un mercado en alza. Sin embargo, existen planes como el TIFIES, Plan de Acción Español Contra el Tráfico Ilegal y el Furtivismo Internacional de Especies Silvestres, que trabajan para evitar este tráfico ilegal.

Tras la entrada en vigor del Convenio Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), todas las tallas de marfil existentes, y posteriores a 1947, son ilegales.

Tallas de marfil.

En este punto es donde entra en juego la datación por carbono-14 que se desarrolla en el Centro Nacional de Aceleradores. Esta técnica ha permitido verificar la autenticidad o falsedad de los certificados de antigüedad de las tallas emitidos por peritos, otorgando a la Guardia Civil de las pruebas necesarias llevar a cabo la operación conocida como Celacanto.

Se estima que en el último año han sido asesinados en África en torno a 10.000 elefantes siendo, la población actual de 300.000, lo que traería como consecuencia que en menos de 10 años se podría llegar a extinguir esta especie, el mayor mamífero terrestre. Estos datos son los que dado lugar a este gran movimiento en pos de la seguridad y salvaguarda de esta especie africana.

Por medio de las dataciones que se han realizado en esta Infraestructura Científica y Técnica Singular, ICTS, existente en el Centro Nacional de Aceleradores (CNA) en Sevilla y al equipo formado por Javier Santos, investigador del CSIC, Isabel Gómez, investigadora de la Universidad de Sevilla, y Lidia Agulló, investigadora del CNA, se han obtenido datos de más de 10 tallas de marfil, demostrándose gracias a esta técnica nuclear, que todos los certificados de autenticidad que se emitieron sobre las mismas eran falsos, es decir, posteriores a 1947, y por tanto, ilegales para su venta.

Estas investigaciones ponen de manifiesto la simbiosis existente en este centro mixto de la Universidad de Sevilla, Junta de Andalucía y CSIC, con un equipo de investigadores y técnicos de dos instituciones y una infraestructura cofinanciada gracias al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y Fondos FEDER.

El Centro Nacional de Aceleradores es una ICTS de localización única que forma parte del Mapa de ICTSactualmente vigente, aprobado el 7 de octubre de 2014 por el Consejo de Política Científica, Tecnológica y de Innovación (CPCTI).


Últimas publicaciones

Sevilla | 21 Ene 2020
Un tratamiento quirúrgico pionero para intervenir tumores abdominales raros

Un equipo de profesionales de este hospital sevillano abre una puerta a la esperanza para la carcinomatosis peritoneal, una patología infrecuente en edad infantil con alta mortalidad. Por primera vez en España, dos niños con un raro tumor difuso que afecta la cavidad abdominal han sido intervenidos por un equipo integrado por especialistas de distintas áreas pediátricas y de adultos creado para tal fin.

España | 21 Ene 2020
Los españoles, los europeos más favorables a la modificación genética aceptación de modificación genética de animales y plantas

Un informe de la Fundación BBVA muestra una percepción positiva ante los avances científicos y tecnológicos en cinco países europeos. Los españoles aparecen como los que más apoyan este progreso. Para llevar a cabo el estudio, los investigadores recogieron 1.500 casos de población adulta de cinco países europeos (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y España).

Almería | 20 Ene 2020
Pan ‘verde’ enriquecido con microalgas

Las algas han pasado del fondo del mar a la mesa. Estos microorganismos están cada vez más integrados en la cocina y se han ‘colado’ en alimentos básicos de la dieta mediterránea. Un ejemplo es el trabajo que han realizado investigadores de la Universidad de Almería junto con expertos de la Universidad de Lleida y el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), quienes han sustituido un porcentaje de harina por biomasa de estos microorganismos marinos y han demostrado su potencial nutritivo y antioxidante.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar