Catalizadores más estables a partir de la resolución atómica

Investigadores de la Universidad de Cádiz han logrado identificar con alta precisión la ubicación de clústeres (agregados de pocos átomos) de platino dentro de los poros de zeolitas, un material usado, entre otras cosas, para absorber humedad, captar contaminantes o hacer viable multitud de procesos en la industria química. Además, han conseguido modular su reactividad, lo que ha sido crucial en el desarrollo de una nueva estrategia de estabilización de catalizadores basados en materiales cristalinos porosos.


Cádiz |
10 de julio de 2019

Investigadores de la Universidad de Cádiz, integrados en el grupo (FQM-334) Estructura y Química de nanomateriales que dirige el catedrático José Juan Calvino, han logrado identificar con alta precisión la ubicación de clústeres (agregados de pocos átomos) de platino dentro de los poros de zeolitas (un material usado, entre otras cosas, para absorber humedad, captar contaminantes o hacer viable multitud de procesos en la industria química), así como modular su reactividad, lo que ha sido crucial en el desarrollo de una nueva estrategia de estabilización de catalizadores basados en materiales cristalinos porosos (que tienen una estructura sólida en la que se ordenan y empaquetan los átomos, moléculas, o iones con patrones de repetición que se extienden en las tres dimensiones del espacio).

Especies metálicas analizadas en el estudio.

Este importante trabajo, publicado en la revista Nature Materials, tiene como primer autor UCA al investigador Miguel López Haro, del departamento de Ciencia de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica y Química Inorgánica, y ha tomado como punto de partida el hecho de que las especies metálicas, como el platino, a escala subnanométrica tienen propiedades singulares pero con una clara limitación en aplicaciones catalíticas de alta temperatura. Por ello, se ha trabajado en controlar la generación y localización de agrupaciones de este metal en zeolitas, ya que estas últimas pueden servir como soporte para estabilizar los catalizadores (sustancias que aceleran una reacción química sin participar en ella).

Esta investigación se ha llevado a cabo a lo largo de más de un año, en el que se han desarrollado diversas metodologías innovadoras de análisis a escala atómica de clústeres metálicos ultradispersos en la matriz de zeolitas. Empleando una de las técnicas más recientes (iDPC) en el ámbito de la Microscopía Electrónica – que ha sido instalada hace tan solo 12 meses en el microscopio FEI Titan Themis 60-300 de la UCA -, estos científicos han conseguido localizar especies metálicas subnanométricas en sitios concretos y modular su reactividad, llegando a catalizadores con estabilidad, selectividad y actividad muy altas para la deshidrogenación (pérdida de hidrógeno; oxidación) del propano, gas que se extrae del petróleo. Este proceso es industrialmente importante en la producción del propileno, que se usa para producir plásticos, por ejemplo. Además de ello, se debe destacar que esta novedosa estrategia de estabilización para catalizadores podría extenderse a otros materiales porosos cristalinos.

Instrumental empleado en este trabajo científico.

Los resultados obtenidos han sido posibles gracias a dos elementos: el factor humano y la importante infraestructura científica que posee la Universidad de Cádiz. En esta ocasión, el factor humano ha estado dirigido por el investigador López Haro, “quien ha conseguido llevar al límite las capacidades de un equipo sofisticado, empleando las aproximaciones de análisis de la información más novedosas, además de adaptar todas estas capacidades a retos científicos muy demandantes, como es el de visualizar con resolución atómica la estructura de materiales complejos, discriminar las especies metálicas en una matriz porosa y localizar a dichas especies en ubicaciones especificas dentro de dicha matriz”, en palabras del catedrático José Juan Calvino. De hecho, la Universidad de Cádiz posee una escuela de microscopistas electrónicos con experiencia contrastada al máximo nivel y de carácter internacional.

En cuanto al papel de la infraestructura científica que posee la Universidad de Cádiz, es importante indicar que el microscopio FEI Titan Themis 60-300, por ejemplo, hace posible este tipo de experimentos tan específicos, algo que solo se puede hacer en el ámbito nacional desde la DME-UCA. Esta infraestructura fue incluida, en 2018, en el nuevo Mapa de Infraestructuras Científico Técnicas Singulares (ICTS) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (MINCIU) del Gobierno de España. Este relevante logro, ha situado a la UCA dentro de la red de infraestructuras científicas de excelencia españolas, y es el resultado de un trabajo riguroso y una planificación estratégica.


Últimas publicaciones

Granada | 05 Dic 2019
‘Humus de lombriz’ para recuperar los suelos afectados por el vertido de Aznalcóllar

La regeneración de las áreas no recuperadas tras la restauración del Corredor Verde del Guadiamar (Sevilla) tras la rotura de una balsa minera es el principal objetivo del estudio de un equipo investigador del Departamento de Edafología y Química Agrícola de la Universidad de Granada.

España | 04 Dic 2019
Así afecta el cambio climático a la Península Ibérica

Los glaciares se derriten, las playas desaparecen, las precipitaciones son cada vez más intensas, las regiones se desertifican y muchas especies de animales y plantas están al borde del abismo. En Andalucía,  Sierra Nevada está perdiendo paulatinamente su carácter alpino y se está reduciendo la cantidad de nieve y su duración en las altas cumbres. La sequedad del suelo también puede afectar a los humedales, como los de Doñana, y zonas costeras como Cádiz serán las que sufran más inundaciones.

Sevilla | 04 Dic 2019
Un material barato y ultrarresistente para diseñar aviones, trenes y coches

Investigadores de la Universidad de Sevilla, liderados por el catedrático Francisco Luis Cumbrera, junto con colegas de la Universidad de Zaragoza y del CSIC, han encontrado un procedimiento para fabricar la fase B6C del carburo de boro. El material ha sido fabricado mediante la técnica de zona flotante láser, que consiste en su fusión mediante la aplicación de radiación láser intensa y solidificación posterior rápida.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar