La arqueología del siglo XXI redescubre la Córdoba histórica

El investigador de la Universidad de Córdoba Antonio Monterroso Checa ha empleado esta técnica y conseguido imágenes tridimensionales que muestran cómo era el territorio donde se asienta Córdoba antes de la llegada del ser humano. Hasta ahora se recurría a estudios geológicos para determinar cómo se había producido el desarrollo de la ciudad a lo largo de la historia.


Córdoba |
22 de mayo de 2019

Antonio Monterroso, investigador del Departamento de Historia del Arte, Arqueología y Música de la Universidad de Córdoba, ha utilizado por primera vez los datos del vuelo con técnica LIDAR que el Instituto Geográfico Nacional (IGN) realizó para toda España en 2016 para analizar la morfología de una ciudad ya construida. Estos datos son accesibles públicamente y han permitido la detección aérea de numerosos sitios arqueológicos en España fuera de los enclaves urbanos, pero se ha subestimado el potencial de esta herramienta para analizar las ciudades históricas.

El asentamiento y los recintos de la pre Roma y la primera Córdoba romana.

La técnica LIDAR de láser aéreo es una tecnología reciente. Una avioneta sobrevuela un terreno y arroja millones de puntos de luz con los que se calcula la altura a la que se encuentran los objetos con los que se tropieza, que pueden ser árboles, montañas o edificios. Esto ofrece una imagen tridimensional del terreno estudiado.

Córdoba es una ciudad construida por lo que estos datos no muestran aparentemente ninguna información arqueológica, ya que la mayoría de los restos se encuentra enterrada bajo los nuevos edificios. Sin embargo, si se filtran estos datos y se escogen únicamente los puntos que dan con el suelo de la ciudad, ignorando los que colisionan con otros elementos urbanos, se puede generar una imagen tridimensional del terreno real donde se asienta la ciudad.

De este modo, Antonio Monterroso Checa ha conseguido recrear digitalmente la geomorfología del terreno donde se asienta Córdoba antes de ser cubierto por edificios. En las imágenes se puede observar claramente cómo la población turdetana en un principio y más tarde la romana aprovecharon la forma del terreno para construir sus asentamientos. La primera se asentó en una colina, llamada hoy colina de los Quemados, mientras que la romana construyó la ciudad sobre una colina situada más al noroeste y menos abrupta. Las imágenes muestran también cómo estos dos asentamientos estaban situados al lado de un cauce antiguo del Guadalquivir que llegaba más al norte que el actual. En la época romana y medieval, una vez que el río va tomando su forma actual, la ciudad se amplía sobre ese antiguo lecho y se construyen unos cimientos altos y defensas para evitar inundaciones.

Hasta ahora, los vestigios de este paleocauce del Guadalquivir sólo se habían evidenciado por estudios arqueológicos que detectaron señales de inundaciones en esa zona y la existencia de arena debajo del suelo. Gracias a las investigaciones de Monterroso, ahora se pueden observar de manera digital de una forma más clara y gráfica.

Esta es la primera pincelada del extenso trabajo de investigación que está llevando a cabo Antonio Monterroso sobre la provincia de Córdoba. Ahora está enfrascado en estudiar los datos generados con la tecnología LIDAR por el IGN para el conjunto monumental Medina Azahara y su entorno. El objetivo es seguir aportando nueva información sobre el patrimonio universal que contiene la Córdoba histórica.


Últimas publicaciones

Andalucía | 10 Jul 2020
‘Ciencia al Fresquito’ suma una veintena de actividades de divulgación gratuitas a su agenda de verano

Andújar recibe a partir del lunes la muestra ‘Cristales. Un mundo por descubrir’ de la Fundación Descubre. Los municipios de Morelábor, Pampaneira, Cortes y Graena, Padul, Bédmar y Guadalcanal serán anfitriones en las próximas semanas de talleres, observaciones astronómicas, rutas y exposiciones.

Málaga | 10 Jul 2020
El primer dispositivo inteligente comercial que combate la apnea del sueño y del ronquido

Adaptado a la biomecánica mandibular del paciente, elaborado con materiales biocompatibles y fabricado con impresoras 3D, este aparato diseñado por la empresa malagueña OrthoApnea e ingenieros investigadores de la Universidad de Málaga, está compuesto por una férula superior que cuenta con un elemento saliente denominado seguidor y una inferior con una aleta llamada leva que permite una personalización del avance, de los movimientos laterales y de la apertura mandibular y frontal. El tratamiento se comercializa con cuatro férulas inferiores de distinto avance, para poder intercambiarlas, buscando el avance óptimo y terapéutico.

Almería | 10 Jul 2020
Los artales del poniente almeriense, en ‘peligro de extición’

Estudios científicos realizados por científicos de la Estación Experimental de Zonas Áridas-CSIC, la Universidad de Jaén y del Centro Andaluz para la Evaluación y Seguimiento del Cambio Global (CAESCG) de la Universidad de Almería demuestran que las escasas poblaciones de azufaifo en la zona tienen peculiaridades genéticas que se perderían irremisiblemente. Recientes propuestas de descatalogación de zonas protegidas, así como actividades ilegales ponen en peligro los escasos remanentes de este tipo de hábitat en el poniente almeriense.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar