Albero: de la feria a las plantas termosolares

Un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla ha validado las ventajas de este tipo de mineral como acumulador de calor. El sistema se basa en reacciones químicas reversibles que permiten el almacenamiento y la liberación a demanda. Además, se propone como una alternativa más sostenible que otros métodos o materiales utilizados actualmente.

Autoría: Remedios Valseca / Fundación Descubre


Sevilla |
17 de noviembre de 2022

Si se piensa en el albero, uno se traslada inmediatamente a una calle con caballos y farolillos o al campo donde se jugaba a fútbol en la infancia. Pero lo que seguro no viene a la mente es imaginarlo como una reserva de energía sostenible, eficiente y barata.

Sin embargo, esa es la alternativa de uso que ofrece un equipo de investigación de la Universidad de Sevilla y el Instituto de Ciencia de Materiales del CSIC. Con un trabajo presentado en la revista Chemical Engineering Journal los investigadores han confirmado la capacidad del albero como material acumulador de la energía térmica generada en plantas termosolares.


Pero, ¿cómo puede el albero acumular energía y cómo se podría acceder a esa energía acumulada para su uso corriente? La respuesta está en la química.

Enchufándose al albero

La energía que se almacena es térmica, proveniente de los rayos solares concentrados con espejos en plantas termosolares. Esa energía térmica produce cambios químicos y queda almacenada en los enlaces de los nuevos compuestos. Cuando se quiere disponer de ella se produce el proceso inverso. Se libera de nuevo el calor y puede usarse tal cual o convertirse en electricidad en una turbina.

La reacción química que se produce para la obtención de energía a partir del albero es la conversión del carbonato cálcico, principal componente de este material, en óxido de calcio y dióxido de carbono por la acción de la luz solar. De esta manera, la energía termoquímica queda almacenada en los enlaces de las nuevas moléculas y puede liberarse en cualquier momento con la reacción inversa.

Este tipo de almacenamiento, llamado termoquímico, requiere de materiales con alto poder de absorción del calor. La termoquímica está al alza, ya que no depende de combustibles fósiles ni de la climatología, como ocurre con las renovables. “La acumulación de calor en albero, permite disponer de energía bajo demanda en el momento en el que la generación por otros medios no sea suficiente”, indica a la Fundación Descubre la investigadora de la Universidad de Sevilla, Virginia Moreno, autora del artículo.

Equipo de investigación de la Universidad de Sevilla y el Instituto de Ciencia de Materiales del CSIC, autor del artículo.

Al rojo vivo

La elección del albero como almacén de energía se debe a que es abundante, barato y no tóxico. Contiene altas cantidades de carbonato cálcico, pero también un mineral, llamado goethita, rico en hierro, que le otorga ese color rojizo característico, lo que amplía su capacidad de absorción del calor hasta en un 868% en comparación con el material utilizado en ensayos anteriores, la roca caliza. Además, el albero no requiere tratamiento previo a su uso y mejora la absorción de la radiación hasta un 46% más que la caliza que, al ser blanca, refleja la luz.

La captación energética en los enlaces químicos de sus compuestos permite un almacenamiento sin pérdidas, más estable y prolongado que otros sistemas. Su amplia disponibilidad y bajo coste lo proponen como candidato idóneo para su explotación a gran escala.

El albero queda así como una alternativa a las ya conocidas fuentes de energía convencionales, como las de origen fósiles o las renovables y otros métodos de almacenamiento de energía. Con este sistema, además de generarla a bajo coste y bajas emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, se producen residuos que pueden ser utilizados en la fabricación de nuevos materiales, como por ejemplo, cemento.

Los amigos de la feria lo ven como ese polvo que hay que cepillar bien de los trajes de chaqueta y el culpable de las manchas imposibles en los bajos de los vestidos de flamenca. También los hay que lo culpan de desconchar sus rodillas en un remate en campitos de fútbol. Pero además, a partir de ahora, se reconocerá como un aliado del cambio climático al proponer una nueva alternativa en el consumo energético.

Más información en #CienciaDirecta: Confirman la capacidad del albero para almacenar energía


Últimas publicaciones

Granada | 02 Feb 2023
Cinco beneficios del suero de leche para ayudar a paliar la desnutrición

Un equipo de investigación de la Estación Experimental del Zaidín ha analizado las propiedades nutricionales de este subproducto de la industria quesera que normalmente se desecha. Los resultados confirman que se trata de una propuesta rica en compuestos beneficiosos para el organismo que además reducen la oxidación celular, por lo que podrían prevenir enfermedades degenerativas como la hipertensión arterial, artritis o distrofia muscular.

Huelva | 02 Feb 2023
Doñana cerró 2022 con récord de temperatura máxima, mínimas de precipitaciones y escasez de aves acuáticas invernantes

La laguna de Santa Olalla se secó a finales de agosto del año pasado y está considerada una laguna de carácter permanente que no había sufrido una desecación tan intensa ni con ocasión de los periodos de sequía anteriores. Las cifras de aves acuáticas invernantes constituyeron el segundo valor más bajo de la serie histórica. Además, la temporada de reproducción de estas aves acuáticas de Doñana fue también mala debido a la sequía.

Cádiz | 02 Feb 2023
Arranca el primer proyecto arqueológico ivorense-español en Costa de Marfil

El equipo científico, conformado por las universidades de San Pedro y Félix Houphouët-Boigny de la Costa de Marfil; y de la Universidad de Cádiz, por la parte española, estudia las sociedades antiguas que habitaron en el entorno costero de esta zona meridional de Costa de Marfil, donde aprovechaban los ingentes recursos de la laguna Ebrié y desarrollaban actividades pesqueras y agrícolas. El entorno presenta numerosos concheros de gran entidad, muy conocidos en la literatura científica internacional, con importantes debates sobre su formación y su posible funcionalidad.

buy metformin metformin online