Revista iDescubre

La inteligencia artificial al servicio del agua

Desde Cetaqua trabajan igualmente en la aplicación de la inteligencia artificial en el ciclo del agua, por ejemplo, empleando técnicas de Deep Learning en el procesamiento de imágenes. “Esto nos permite mejorar procesos como, por ejemplo, la detección y clasificación de sedimentos en tuberías de saneamiento; o desarrollar productos innovadores para la identificación de vertidos en aguas de baño”, explica Enrique Gutiérrez.

Informa: José Teodoro del Pozo / Fundación Descubre.

Asesoría científica: Bartolomé Andreo y Enrique Gutiérrez.


22 de marzo de 2018
Imagen para la detección de piscinas.

Imagen para la detección de piscinas.

Algunos ejemplos de la aplicación de este tipo de tecnología son los proyectos GISPOOL o SEGVERT –acrónimo, este último, que procede de SEGuimiento de VERTidos-. El primero está destinado a la detección de elementos de interés para la gestión del agua como zonas verdes, piscinas o campos de golf, por ejemplo, a partir del procesamiento de imágenes satelitales. “Esta técnica facilita un caudal de información fiable que permite prever la demanda de agua y así mejorar la gestión garantizando un uso más sostenible”, sostiene el experto.

Por su parte, según Gutiérrez, la otra iniciativa basada en visión artificial está relacionada con la protección de las zonas costeras: “En concreto, persigue la identificación de vertidos en la costa mediante la instalación de cámaras de vídeo que hacen un barrido continuo de la costa, en este caso la de Torremolinos, municipio en el que se realizó este proyecto junto con Aguas de Torremolinos. El sistema permitió localizar en el agua del litoral la presencia de vertidos, que podían suponer un riesgo de contaminación en el agua de sus playas”. De este modo, el sistema de visión artificial capta diversas imágenes mediante cámaras ubicadas en posiciones elevadas, y éstas envían las fotografías a un servidor central, situado en la empresa, donde un algoritmo detecta la presencia de vertidos en el agua. “En caso positivo, envía un aviso automático al ayuntamiento o a la empresa gestora de agua con la localización del vertido en cuestión de un minuto aproximadamente. De esta forma, se facilita la toma de muestras del potencial foco de contaminación”, concluye el especialista.


Últimas publicaciones

14 Abr 2019
Aceleradores de partículas: la física al servicio de la salud

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC), un acelerador de partículas de 27 km de circunferencia ubicado en Ginebra (Suiza), copó en 2012 las portadas de periódicos de todo el mundo por un descubrimiento científico que se produjo en sus instalaciones: la confirmación de la existencia de una partícula subatómica, el bosón de Higgs. Junto a él, hay otros tipos de aceleradores, más pequeños y con menos presencia mediática, que llevan décadas utilizándose en el ámbito de la salud y que están cumpliendo un papel trascendental en los hospitales andaluces, principalmente en el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

07 Abr 2019
Geología para salvar vidas

El triste suceso ocurrido en el municipio de Totalán (Málaga) a principios de este año ha arrojado a la luz pública debates en torno a los pozos ilegales, pero también ha servido para subrayar otros aspectos normalmente desconocidos que están detrás de este tipo de situaciones. Uno de ellos es el valor del conocimiento, sea profesional, como el demostrado por los mineros durante su labor de rescate, o sea científico, cuando hay personas en riesgo. En estos casos, conocer bien el terreno, sus características y su comportamiento ante la acción del ser humano es clave. La Geología no solo sirve para entender la estructura del planeta, también ayuda a salvar vidas. O, mejor aún, a evitar que éstas corran peligro.

28 Ene 2019
La economía también tiene género

La tasa de desempleo supera entre las mujeres el 25% en enero de 2019, siete puntos por encima del paro masculino, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Pero además, ellas combaten una brecha salarial que les hace ganar 6.000 euros menos al año de media y tienen un 23% menos de contratos laborales que los hombres. Este tipo de datos demuestra que hay una economía de género, que el género también condiciona la economía, y que las estadísticas sobre paro, representatividad empresarial o distribución presupuestaria son solo la punta del iceberg de una brecha marcada por el género.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar