Revista iDescubre

CRISPR: nuevos interrogantes

Autoría: José María Montero.

Asesoría científica: Nicolás Olea, Federico Mayor Zaragoza, Isabel López, Francisco B. Navarro.


30 de junio de 2018

Isabel López, durante el Diálogo / Foto: Charo Valenzuela.

Es muy posible que en poco tiempo los ejes de este debate cambien de manera sustancial merced a los últimos avances asociados a la tecnología CRISPR (Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats), una revolucionaria herramienta para la edición de genes. “Hibridar significa cruzar y la transgénesis consiste en sacar un gen de un organismo y meterlo en otro, pero la tecnología CRISPR es meter los instrumentos dentro de la célula y trabajar in situ, con lo cual no hay material genético exógeno”, explica Isabel López.

Las aplicaciones de este tipo de edición genética ya se están materializando con la aparición de algunos organismos que resuelven problemas de salud o de productividad. “En Estados Unidos”, revela López, “ya se ha conseguido una variedad de patata que cuando se fríe no produce acrilamida, una sustancia cancerígena, y también un cerdo que no es vulnerable a la peste porcina africana. Y estos son sólo dos ejemplos de lo que se puede conseguir con CRISPR, una técnica que lo cambia todo”.

En el desarrollo del sistema CRISPR han resultado decisivas las aportaciones del español Francisco Juan Martínez Mójica, titular del Departamento de Fisiología, Genética y Microbiología de la Universidad de Alicante, quien acuñó este término en 1993.

Al mismo tiempo que se vislumbran alguna de sus ventajas no dejan de cuestionarse sus riesgos potenciales. El primer estudio sobre posibles mutaciones indeseadas en ratones tratados con CRISPR resultó ser erróneo, pero un trabajo reciente publicado en Nature Medicine advierte sobre los problemas que puede generar la “competencia”, en células humanas, entre CRISPR y el gen P53, considerado el más importante en la prevención del cáncer. Como han señalado algunos especialistas, no se trata de un trabajo contra CRISPR sino contra las prisas, porque lo cierto es que la técnica es muy novedosa y aún debe ser evaluada en profundidad. Volvemos, pues, a la necesaria cautela, sobre todo porque algunas agencias internacionales consideran que los organismos obtenidos mediante CRISPR no deben someterse a la legislación y restricciones que se aplican a los transgénicos, lo cual plantea nuevas incertidumbres y máxima atención.

“Hay que estar muy atentos al rigor e independencia de los estudios científicos”, advierte Isabel López, “para que, sin despreciar el principio de cautela, tampoco caigamos en la trampa de ser excesivamente pacatos y terminemos por trabarnos los pies y no avanzar”.


Últimas publicaciones

21 May 2020
‘Andalucía Respira’: oxígeno para una crisis sanitaria

Un equipo multidisciplinar andaluz desarrolla en tiempo récord un respirador artificial. En apenas unas semanas, diseñan, validan y obtienen el visto bueno de la Agencia Española del Medicamento de un soporte de apoyo vital, que ya se construye en nuestra comunidad con piezas de uso corriente. Una buena muestra de cooperación científica y técnica, capaz de dar rápida respuesta a las necesidades sanitarias de una pandemia por coronavirus.

01 May 2020
¿Cómo vive la naturaleza nuestra ausencia?

La broma de definir a una gran ciudad afirmando ‘antes todo esto era campo’ se manifiesta más real que nunca en estos meses de confinamiento. Igual que el agua recupera sus dominios, a poco que tiene la oportunidad la vida silvestre se rehace de la presencia de la especie más tóxica para la biodiversidad que ha existido. Montes y ciudades se hallan ‘a solas’ de una manera efímera, que los expertos no creen relevante, pero al menos generando un interés por fauna y flora que, esperan, sí permanezca.

28 Abr 2020
La ciencia andaluza se enfrenta al coronavirus

La reclusión derivada del estado alarma no ha supuesto ningún freno para la actividad de la comunidad científica andaluza. En pocas semanas, desde universidades y empresas se han lanzado numerosos proyectos que ponen en la COVID-19 el foco de la I+D+I. Química, inteligencia artificial, biotecnología, psicología o robótica para paliar los efectos de una pandemia global.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Continuando la navegación aceptas su uso. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar